Actualidad

Ciudadanos reclama que las instituciones penitenciarias aragonesas cuenten con los medios sanitarios, psicológicos y psiquiátricos necesarios

by csaragon — 6 octubre 2021 @ 12:53
Comparte

La formación liberal considera que este aumento de medios es necesario para garantizar la adecuada asistencia sanitaria, psicológica y psiquiátrica para los internos, cumpliendo así con las garantías legalmente establecidas.

 El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Aragón ha presentado una iniciativa para instar al Gobierno a dotar a las instituciones penitenciarias aragonesas de los medios sanitarios, psicológicos y psiquiátricos necesarios en aras de garantizar la adecuada asistencia en estos ámbitos a los internos.

En su iniciativa, la formación liberal también solicita que se garantice la obligada clasificación penitenciaria en el módulo de mujeres de la cárcel de Zuera, de manera que se asegure el correcto tratamiento penitenciario a las internas conforme a sus necesidades.

La portavoz de Justicia de Ciudadanos Aragón, Beatriz García, ha recordado que, actualmente, en caso de urgencias médicas, los internos de las cárceles aragonesas deben ser trasladados al hospital de referencia (en algunos casos a varios kilómetros de distancia) o al centro de salud de guardia de la localidad en que se ubican, dejando desatendido el consultorio médico para el pueblo y, por tanto, quitando medios a la Comunidad Autónoma cuando es Instituciones Penitenciarias quien debe dotar de personal a las cárceles.

“En Aragón no contamos con un hospital psiquiátrico penitenciario. De conformidad con el artículo 36 de la LOGP, los internos podrán ser asistidos en las instituciones hospitalarias y asistenciales de carácter penitenciario y, en caso de necesidad o de urgencia, en otros centros hospitalarios”, ha subrayado García.

En ese sentido, la parlamentaria de Cs ha recordado que la cárcel de Zuera cuenta únicamente con un módulo de mujeres en el que no se practica la clasificación penitenciaria. Conforme al artículo 100 del Reglamento Penitenciario, tras el ingreso los penados deben ser clasificados en grado en función de las medidas de control y seguridad que sean necesarias. Su no realización, además de ser un claro incumplimiento de un deber legal, supone un riesgo para las internas, pues conviven mujeres que requieren diferentes tratamientos.

Volver a ACTUALIDAD